12 sept. 2011

Elegir (juego blogger)

¿Cuántas veces el camino ante nosotros se ha fragmentado en varias alternativas? ¿Cuántas veces lo volverá a hacer? No lo sé. Simplemente sé que cuando nos vemos obligados a elegir un sinfín de pensamientos nos dan vueltas. Evaluamos las posibilidades. ¿Qué es mejor? ¿Qué pasaría si…?
Si bien podemos dejar que los demás decidan por nosotros y simplemente dejarnos llevar por quien suponemos sabe más que nosotros, no nos asegura llegar al mejor puerto. Somos todos diferentes. Es más fácil delegar las responsabilidades, no hacernos cargo de nosotros mismos. Pero por más que escapemos siempre seremos alcanzados, por nosotros mismos, pasándonos factura de todo lo que debimos haber hecho y no concluimos, todos los caminos esquivados, buscando la vía rápida. Solo nosotros seremos victimas de lo que elijamos, cargando el peso de los que fueron afectados.
Elegir es difícil, pero hay que hacerlo. No podemos vivir frente a dos posibilidades, el camino tiene que seguir. La vida es una ruta de un solo sentido y nosotros el vehículo que la recorre sin parar por ninguna razón.
Por más que el camino se divida en millones de variantes. Por mas diferentes e incierto que sean. Solo una cosa es segura, ninguno de ellos tiene retorno, ninguno vuelve para atrás. Podremos salirnos de ellos, seguramente, pero no recuperaremos el tiempo invertidos en ellos.

1 comentario:

Patty dijo...

Elegir no hacer nada, o elegir que otros decidan por nosotros, en cierta forma también es elegir. A mi me da miedo siempre saber que las elecciones que hago muchas veces no tienen marcha atrás, que una vez que elegí un camino, desaparecen las otras opciones y delante mio se abren otras más, haciendo que tenga que volver a elegir otra vez.

A veces lo más complicado es ver qué es lo mejor para nosotros o para los demás. No sé, yo soy muy indecisa y elegir siempre me da dolores de cabeza porque pienso un millón de cosas.

Besos.